Rapa - Nui

Famosas son las colosales estatuas de piedra conocidas como moai, (estatua monolítica), que se erigen de espaldas al Pacífico y cuyo origen es en misterio. Para preservar dichas características, el gobierno administra a través de Conaf, (Corporación Forestal Nacional), el Parque Nacional Rapa Nui mientras que UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1995.

 

La isla tiene una forma de triángulo rectángulo y en cada vértice se ubican tres volcanes inactivos. Al norte el Maunga Terekava, que con 511 metros de altitud es el punto más alto de la isla; por el sudeste el Puakatiki, con 377 m de altura, y al sudoeste se encuentra el cráter del Rano Kau con 324 m, y en cuyo interior existen diversas lagunas. Otros cerros de importancia son el Rano Aroi y el Rano Raraku.  La costa es escarpada y rocosa con una serie de islotes cercanos, como el Motu Nui, Motu Iti y Motu Kao Kao en el extremo sudoeste, el islote Motu Tautara en la costa poniente y el Motu Marotiri en la costa occidental. En el sector de Anakena se ubica la playa del mismo nombre y la playa de Ovahe.

El patrimonio arqueológico muestra toda su magnitud en Tahai, centro ceremonial testimonio de la cultura rapa nui.  Ahu Akivi, plataforma (ahu), con siete moai orientados en relación a los equinoccios.  Ahu Tepeu con grandes piedras en su plataforma donde los moai siguen boca abajo tal como fueron dejados por sus habitantes. Vinapu, conformado por dos ahu en ruinas, uno de ellos de gran parecido en el tallado con las ruinas de Machu Picchu. Ahu Vaihú, para observar algunos de los sombreros de piedra roja que llevan algunos moai en la cabeza.  Rano Raraku, en cuyas canteras de este volcán fueron tallados casi todos los moai existentes en la isla.  Ahu Tongariki, es la estructura ceremonial más grande de la isla.  Orongo, con la mayor concentración de petroglifos con imágenes del Tangata Manu u hombre pájaro, Make Make, su dios creador y de Komari, símbolo de la fertilidad. Playa de Anakena, de arena blanca con su bosque de palmeras. Cueva de Ana Kai Tangata, cuya profundidad alcanza los 3 m. y en cuyo techo se pueden observar las pinturas del hombre pájaro. Rano Kau, con su gran cráter de 1.6 km. de diámetro y más de 200 m. de profundidad.

 

A finales de enero y principio febrero de cada año se celebra la fiesta de TAPATI, principal actividad artístico-cultural que comienza la primera semana de febrero y dura aproximadamente 2 semanas. En esta festividad se realizan una serie de ceremonias ancestrales como la competencia de pintura corporal (Takona), el relato de historias épicas y leyendas ("A'amu Tu'ai"), Cantos ancestrales (Riu), El triatlón ("Tau'a Rapa nui") y el descenso a gran velocidad por una colina de jóvenes sobre troncos de árboles (Haka Pei). *Reservas hoteleras para esta fiesta deben hacerse con mucha anticipación.

 

Y CÓMO LLEGO…

Vuelos diarios de LATAM desde Santiago (5 horas), al Aeropuerto Internacional Mataveri. El medio de transporte en el radio urbano es el taxi y también existen oficinas para arrendar bicicletas, motos y autos.  La diferencia horaria con Isla de Pascua es de 6 horas menos que el horario del meridiano de Greenwich (GMT-6) y 2 horas menos que el horario de Chile Continental.

 

QUÉ CLIMA DEBO ESPERAR…

La isla posee un raro clima tropical propio de islas oceánicas de latitudes intermedias pues fusiona temperaturas suaves durante todo el año e inviernos muy suaves, carecientes de heladas o frío extremo. La isla de Pascua es uno de los únicos lugares de Chile donde impera un clima tropical La temperatura promedio anual es de 20,5 °C alcanzando su máximo de 23,7 °C en febrero y el mínimo de 18,0 °C durante agosto.

 

QUÉ PUEDO EXPLORAR ESTANDO EN LA ISLA…

RANO RARAKU, (18km del pueblo de Hangaroa), conocido como la fábrica de los moais por sus más de 400 estatuas diseminadas en distintos momentos de su construcción. En el interior del cráter hay una laguna de agua dulce cubierta por totoras.

 

ALDEA CEREMONIAL DE ORONGO, (6 km del pueblo de Hangaroa), ubicada en el borde poniente del volcán Rano Raraku, restaurada en la década del 60, presenta el increíble espectáculo del cráter del volcán Rano Kau y un acantilad hacia el mar. Vale destacar que en este sitio se realizaba la ceremonia del tangata manu, (hombre pájaro). Por el otro lado del cráter se aprecia la impresionante vista de los acantilados y los tres islotes, Motu Nui, Motu Iti y Motu Kao.  En este lugar se encuentra una de las mayores concentraciones de petroglifos en el mundo.  Este sitio ha sido incluido dentro de los cien sitios en mayor peligro por la World Monument Watch; allí se establece que mediciones recientes de los petroglifos indican que estas piedras se han deslizado dos metros desde la última medición realizada hace 30 años. A menos que el agua lluvia se re direccione por medio de la construcción de una terraza que estabilice el sitio y que el turismo sea regulado, Orongo puede colapsar en el mar.

 

COMPLEJO ANA TE PAHU – ROIHO, grupo de galerías volcánicas ubicado a los pies del Maunga Terevaka. Muchas de estas cavernas tienen salidas hacia los acantilados sobre el mar. La más conocida de estas últimas es Ana Kahanga, con una magnífica vista sobre el islote Motu Tautara. Se cree que estas cavernas eran utilizadas como refugios ocasionales, o como residencias regulares y, dado a la humedad que existe en ellas, como sitios de cultivo, siendo habitual encontrar en sus entradas, plantaciones de plátanos, taro, uhi y camote. A estos cultivos tradicionales, en épocas modernas, se les agregó la palta (aguacate), la uva y la guayaba. *Desde Hanga Roa, a pie el trayecto es de aproximadamente 2 horas.

 

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO TAHAI-KO TE RIKU, (1,5km del pueblo de Hangaroa), corresponde a un conjunto de altares destinados antiguamente a ceremonias, conformado por tres ahu: Tahai, Vai Uri, Ko Te Riku.

 

ANA KAI TANGATA, singular caverna en las faldas del volcán Rano Kau, decorada con pinturas rupestres con motivos de manutara, (ave de la suerte). Esta cueva en su historia refleja toda una cultura ancestral.

 

AHU TONGARIKI, (20km del pueblo de Hangaroa), esta plataforma ceremonial de 220 metros es la más majestuosa de la isla con sus 12 gigantescas estatuas enmarcadas por el mar.

 

MAUNA TEREKAVA, corresponde al cerro más alto de la isla (509 mts), desde donde se puede admirar claramente los tres vértices de la isla. En el extremo sur de la cima está el volcán Aroi. Su actividad más reciente ocurrió hace 10.000 años y su último flujo de lava aproximadamente 2.000/3.000 años. *También se puede acceder por Ahu Akivi o Vaitea.

 

AHU TAHAI (15km del pueblo de Hangaroa), corresponde a un conjunto de dos altares antiguamente destinados a ceremonias. Este es el centro arqueológico mejor restaurado de los que se sitúan en las proximidades de la ciudad.  El primer altar muestra cinco moais, en distintos estados de conservación y el segundo altar posee sólo un moai Ko Te Riku, con un sombrero de piedra roja conocido como pukao y con la particularidad de ser el único de la isla que posee ojos. *A sólo 10 minutos de caminata desde Hangaroa.

AHU AKIVI, (a 10km de Hangaroa), es el primer lugar científicamente restaurado en la isla (1960-1961). Esta plataforma, a diferencia de la gran mayoría, está ubicada tierra adentro, con un largo total de 90 metros en la que se levantan 7 moais con un alto aproximado de 4 metros cada uno. Lo fascinante de ahu Akivi es que está alineado con los puntos por donde sale el sol en los equinoccios de primavera y otoño (22 de septiembre y 20 de marzo). Dado su ubicación al interior de la isla, junto a aldeas dedicadas a la agricultura, conocer el cambio de las estaciones era fundamental para ello.

 

AHU PITO KURA, (26km del pueblo de Hangaroa), esta plataforma está intacta con su moai (Paro, su nombre original) en la posición en que quedó cuando fue derribado por los rapa nui. Este moai es la escultura más grande que se haya transportado desde la cantera de Rano Raraku y levantado sobre un ahu; tiene 10 m de altura, sus orejas miden 2 m y se estima que su peso debe superar las 70 toneladas. A su costado yace un gigantesco tocado de casi 2 m de altura y alrededor de 10 toneladas de peso. A 40 m del ahu se encuentra una gran roca con forma ovoide que por su alto contenido de hierro, se calienta más que las otras; muchos visitantes ponen sus manos sobre ella buscando cargarse de energía. Te Pito Kura significa “ombligo de luz” y hay quienes relacionan el nombre el lugar con las cualidades especiales de la roca y con uno de los nombres con los que se conoce la isla Te Pito Henua u “ombligo del mundo”.

 

AHU VINAPU, (a 5km del pueblo de Hangaroa), era el altar en que se realizaba culto a los antepasados de cada grupo familiar.  Existen alrededor de 300 ahu en la isla, de dimensiones variables, técnicas de construcción y tamaño. Este complejo se compone de tres ahu: Vinapu I, orientado hacia el levante del solsticio invernal con seis estatuas caídas frente al ahu. Vinapu II, ubicado justo al costado, aunque su origen es anterior, con una estatua, aparentemente femenina, de dos cabezas, posiblemente utilizada como columna de sacrificios humanos. Vinapu III, posiblemente el más antiguo y del que sólo quedan algunas piedras.

 

AHU VAIHU (a 10km del pueblo de Hangaroa) es una plataforma que en su tiempo sostuvo 8 moais que ahora yacen boca abajo en la misma posición en que quedaron cuando fueron derribados. Los pukaos (tocados de piedra roja), al ser cilíndricos, rodaron más lejos llegando más allá de la bahía desde donde fueron recuperados de las aguas del océano.

 

AHU AKAHANGA (13km del pueblo de Hangaroa), es una plataforma ceremonial de 18 metros de largo que no ha sido restaurada y que permite ver el estado en que la isla fue encontrada por los primeros exploradores europeos. Este ahu alguna vez sostuvo alrededor de una docena de moais con tamaños entre 5 y 7 metros y es también conocido como “la plataforma del rey” ya que según se dice, aquí podría estar enterrado el primer rey de la isla, Ariki Hotu Matu’a, aunque excavaciones arqueológicas no han logrado encontrar nada que avale esta teoría. En Akahanga también se pueden distinguir los restos de varias hare paenga (casas-bote), con su forma creada por piedras usadas como cimientos.

 

CANTERA DE PUNA PAU (a 15km del pueblo de Hangaroa), es un cráter de escoria roja del que los pascuenses obtenían los pukao, o tocados que coronaban los moai, prolijamente tallados por artesanos, según historiadores, entre los años 1.250 y 1.500 d.C. Uno de los grandes misterios que rodean los pukao es, cómo fueron puestos en las cabezas de los moais. Todavía no existen teorías para explicar este enigma. Lo único que se tiene claro es que los hacían rodar por las colinas, probablemente con la ayuda de palancas de madera para ser llevados a sus respectivos moais.

 

PENÍNSULA DE POIKE, es el volcán geológicamente más antiguo, tres millones de años, y el de menos actividad volcánica. Aquí destacan tres sitios arqueológicos: Vai a Heva (una enorme cabeza tallada bajo una poza natural) – Papa ui hetu u’ (dos sitios con petroglifos donde antiguamente veían las estrellas) – Ana O keke (cueva donde las mujeres vírgenes blanqueaban su piel).

 

ANAKENA, (a 18 km de Hangaroa), es una hermosa playa de arenas blancas, palmeras y aguas de color turquesa. Fue en esta playa donde Hotu Matu’a (primer rey de la isla), llegó con su familia y que fuera utilizado como centro habitacional y de organización política, social y cultural. Todos la llaman Anakena pero el nombre correcto es “Hanga Morie Roa”. En este sector también se puede encontrar dos plataformas con moais. Ahu au Nau, el mejor conservado y restaurado en 1980 por Sergio Rapu, consta de 7 moais, 4 con pukao en perfecto estado. El segundo, denominado Atue Huki, tiene solo un moai con una altura de 6 metros y 3 de ancho, bastante deteriorado y manchas blancas de un tipo de hongo que afecta a las estatuas de la isla.

 

OVAHE, (a 30km del pueblo de Hangaroa), Anakena, Ovahe y Pea son las tres playas con que cuenta la Isla. Ovahe destaca por su arena rojiza al pie de un acantilado de piedra del mismo color. Su fondo marino y fauna la convierten en un sitio especial para realizar snorkeling.

 

ISLOTES, en idioma rapa nui la palabra motu se traduce como islote y alrededor de toda la costa es posible observar muchos destacándose los que están ubicados frente a la aldea de Orongo, Motu Nui, Motu Iti y Motu Kao, el Motu Maro Tiri en la bahía de Hanga Nui y el Motu Tautara en la costa poniente de la isla.

 

RAPA NUI Y LOS DEPORTES, destaca como un lugar de aguas transparentes, por la ausencia de contaminación. Su relieve submarino presenta un fascinante espectáculo de cavernas, acantilados y una particular faunas compuesta por peces de colores y corales. La Perouse y Hanga Roa Ota’i, son reconocidas playas para la práctica del buceo. Durante todo el año las costas de la isla presentan condiciones apropiadas para la práctica del surf, conocido antiguamente en Rapa Nui con el nombre de haka nini.  A través de cabalgatas, se puede acceder a lugares que normalmente no son visitados, como Omohi o la hermosa bahía de Hanga Oteo, en la costa norte. Otra forma de conocer la isla es el trekking o caminata, para recorrer innumerables sitios de interés arqueológico y cultural.

Tienes dudas?      LLÁMANOS

(+ 56) 2 2980 7688

LUNES A VIERNES   DE    (9:OO AM - 18:00 PM)

 info@chile-destinations.com

(+ 56) 2 2980 7688  -  CEL: (+56) 9 7108 4274

Avda. Luis Thayer Ojeda 260, Suite 3,

Providencia - Santiago

Pago en pesos Chilenos (CLP)

Pago en dólares  Americanos (USD)